top of page
Buscar
  • Foto del escritorBloguero de FAYERE

¿Cómo proteger de incendios a camiones?

Un incendio en un camión es una situación muy peligrosa. Los diferentes tipos de camiones y la carga que transportan, presentan su propio conjunto de riesgos de incendio. Estos pueden empezar en los compartimientos del motor, la batería o ruedas. Además, los diversos diseños, la geometría y los flujos de aire contribuyen a aumentar la intensidad del incendio y el potencial de expansión del fuego.


Son muchas las causas de incendios en los camiones; dentro de ellas, las fallas mecánicas y los problemas eléctricos encabezan la lista. La fuente más obvia de riesgo es el motor, porque contiene tres elementos de alto riesgo para que se inicie un incendio: combustibles (gasolina, diésel), oxígeno y calor producto del encendido.


El siniestro se genera ya sea con una chispa producida por cables deshilachados, cables con el aislante derretido, o por un componente electrónico en cortocircuito. Otras áreas de riesgo son los compartimientos de los generadores, los calentadores auxiliares, los paneles eléctricos y los centros de ruedas y rodajes.


Debido a los muchos materiales inflamables utilizados en la construcción y aislamiento de camiones, el incendio que produzcan tiene la capacidad de expandirse muy rápidamente. Inclusive, puede inundar el compartimiento del conductor con un sofocante humo negro en cuestión de segundos.


Saber dónde está el riesgo

El primer paso para proteger los vehículos de transporte de carga, empieza por identificar los riesgos de incendio. Por ejemplo, todos ellos llevan grandes cantidades de combustible, aceite y fluido hidráulico. Un incendio de rápida expansión puede ocurrir si cualquiera de estos líquidos inflamables entra en contacto con partes calientes del motor, o por una falla mecánica o eléctrica.


Esta es una lista de algunas ocurrencias que pueden desencadenar un incendio en un autobús:


• Fluidos inflamables que entran en contacto con las piezas o las superficies calientes del motor del camión.

• Acumulación de residuos alrededor de los sistemas de escape.

• Componentes dañados del sistema hidráulico, eléctrico y de combustible.

• Acumulación de aceite, grasa y combustible, por fugas y derrames.

• Acumulación de residuos de distinta naturaleza alrededor de los ejes giratorios.

• Fricción de las correas sujetas, los cojinetes y otras piezas.

• Fatiga y falla en cables y mangueras.


Las pérdidas que se generan son de diferente magnitud: desde daños o destrucción del vehículo, hasta amenaza a la seguridad de la operación. Además, el perjuicio financiero representa más que un simple deducible de seguros.


Para evitar todo tipo de incendios y disminuir el riesgo de siniestros y daños a camiones, es vital contar con un sistema de supresión de incendios que se active de forma automática.


En FAYERE, te recomendamos nuestra Serie F, una solución compatible con camiones y, con un tamaño que se adapta a todo tipo de vehículo y responderá de forma instantánea en caso de detectar humo.


De esta forma, podrás reducir el riesgo de incendios en camiones, protegiendo una inversión importante de tu empresa y a trabajadores del equipo.

14 visualizaciones0 comentarios
bottom of page